cada persona es un mundo